Bolsa estrategias¿Qué estrategia me conviene? ¿La de corto plazo o la de medio plazo?

Las dos. Te convienen las dos. Pero casi nunca emplearás las dos a la vez.

Presta mucha atención, porque lo que te voy a contar es muy importante:

¿Recuerdas el artículo Mercados laterales. Hilando fino?

Yo te lo resumo rápidamente. Habla de que no podemos predecir las fases laterales de mercado. En estas fases, nuestro sistema seguidor de tendencias nos da numerosas señales falsas y engorda la cuenta de nuestro broker a costa de la nuestra. Podemos ser rentables cuando el mercado se pone lateral si aumentamos el zoom y operamos en movimientos más pequeños.

Este concepto, que parece tan sencillo, es uno de los pilares de la gestión de tu trading. Durante las fases laterales del mercado, tienes dos opciones: O dejar de operar, u operar más ágilmente.

Ahora abstráete un poco y dime ¿En qué se diferencia un mercado lateral de uno tendencial?

En que en el primero no hay tendencia. (Sí; es así de simple). Es decir, en que no hay máximos y mínimos crecientes (o decrecientes, si la tendencia fuese bajista).

¿Qué significa que hay tendencia (alcista, por ejemplo)?

Que el techo, aún está por descubrir.

En cambio, en una fase lateral, el techo y el suelo se definen enseguida y el precio no para de rebotar entre ellos.

Y ahora, traducido al cristiano:

  • En un mercado lateral, hay más giros y estos son más predecibles.
  • En un mercado tendencial, lo más probable es que la tendencia continúe.

¿Entendido? Pues hagamos una pausa y miremos a nuestras estrategias de corto y medio plazo.

Nuestra estrategia de corto plazo es una estrategia basada en cazar rebotes (que es lo mismo que cazar mínimos y máximos), intentando aprovechar impulsos cortos (de varios días) y que se basa en entrar y salir cuando el precio alcanza sus extremos predecibles.

En cambio, nuestra estrategia de medio plazo, es una estrategia centrada en capturar las tendencias más sólidas, intentando aprovechar la enorme inercia que puede llegar a coger el mercado durante semanas y meses gracias a factores económicos que no cambian de la noche a la mañana.

 

En resumen:

Utilizaremos la estrategia de corto plazo cuando el mercado (y cuando digo el mercado me refiero al gráfico  semanal del S&P500 o del IBEX35) esté en una fase lateral. Emplearemos nuestra estrategia de medio plazo cuando el mercado se comporte de manera tendencial.

Veamos un ejemplo. Échale un ojo al gráfico del S&P500. Como puedes observar, hay fases claramente tendenciales, hay momentos laterales y, a veces, una mezcla de ambos:

Bolsa mercados estrategiasPincha en la imagen para ampliarla

Durante las etapas tendenciales (en azul), utilizaremos nuestra estrategia de medio plazo. Cuando el mercado se ponga lateral (la tendencia falla, todo parece impredecible, nervioso, errático), emplearemos nuestra estrategia de corto plazo.

 

¿Cómo distinguir sobre la marcha si estamos dentro de una tendencia o en una fase lateral?

Para reconocer una tendencia utilizaremos su propia definición: Tiene que haber máximos y mínimos coherentes. Esto es, para una tendencia alcista, tendremos una secuencia de máximos y mínimos crecientes; para una tendencia bajista, habrá una serie de máximos y mínimos decrecientes.

En cuanto se pierdan los máximos o los mínimos coherentes, la tendencia se desvanece y, automáticamente estaremos inmersos en una fase lateral.

Se podrían usar aproximaciones, como directrices de tendencia o medias móviles, pero entonces perderíamos velocidad de adaptación. Como el índice de mercado es un gráfico que consultamos constantemente, no nos cuesta nada ser precisos con él.

 

Utilizar la estrategia correcta nos dará una enorme ventaja competitiva

Aunque ninguna de las dos estrategias resulta completamente inútil en la fase equivocada de mercado, si escogemos la más adecuada nos estaremos adaptando al mercado de manera inteligente y sin esfuerzo. Esto nos dará una gran ventaja sobre la mayoría, que seguirá intentando hacer dinero con estrategias genéricas en el mejor de los casos.

Según el gráfico anterior, ahora mismo estamos en una poderosa fase tendencial. El techo está aún por descubrir, no hay rebotes que cazar, sino una tendencia que disfrutar.

Si tratásemos de aplicar ahora nuestra estrategia de corto plazo, comprobaríamos que encontramos muy pocos valores interesantes. Tendríamos la sensación de que el dinero y las oportunidades se nos escapan de las manos. Todo sube y nosotros estamos intentando capturar mini-impulsos de valores flojos que no llevan a ningún sitio. Sería muy frustrante.

En cambio, si te fijas en el tramo del gráfico correspondiente a finales de 2009 y principios de 2010, el sistema de corto plazo brilla, encontrando docenas de oportunidades interesantes para hacer dinero en escaramuzas de pocos días. Mientras tanto, la estrategia de medio plazo, sólo se encontraría con amplios e inútiles techos planos o nuevos suelos a los que les quedaría mucho para despertar.

Elegir la estrategia adecuada a cada momento es fundamental para tener éxito en los mercados. Dudo mucho que si Fernando Alonso y Carlos Sainz intercambiasen sus coches, pudieran ser competitivos en sus respectivas disciplinas.

Tanto la estrategia de corto plazo como la de medio plazo son buenas y, acompañadas de una buena gestión del capital, no tienen por qué hacerte perder dinero. Sin embargo, adaptarte al mercado será lo que marque la diferencia entre sobrevivir o avanzar. Trata de aprender e incorporar ambas estrategias y aplicar la más adecuada según las condiciones del mercado en cada momento.

Si quieres ver todo lo relacionado con la estrategia de corto plazo. Lo tienes aquí.

Respecto a la estrategia de medio plazo. Aquí está la base teórica.

Dudas, comentarios, preguntas, saludos, críticas y observaciones serán bienvenidas ¡Así que di lo que piensas!

 

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)