trading eficiente con macd

Edición fuertemente ampliada y mejorada

El indicador MACD es uno de los más brillantes y geniales indicadores técnicos que conozco. En este artículo, te voy a enseñar a utilizarlo:

Lo primero que tienes que saber es que se trata de un indicador del tipo seguidor de tendencias con dos partes:

  • El propio MACD (las líneas)
  • y el histograma de MACD (las barritas)

macd trading

 

Histograma de MACD

El histograma de MACD (conocido como MACDh) sólo mide la distancia entre las dos curvas de MACD, pero visualmente es muy útil porque nos cuenta en cada instante quiénes están al mando, si los alcistas o los bajistas. Pero, no sólo eso, también nos dice si los que están al mando siguen fuertes o si, por el contrario, están perdiendo terreno.

Si las barras están por encima de cero (en este caso, amarillas) quiere decir que los alcistas mandan, por lo tanto, lo más probable es que la tendencia al alza se mantenga. Cuando el histograma cambia de color, sabemos que la tendencia ya no tiene fuerza que la respalde.

Además, podemos fijarnos en si las barras crecen o encogen. Si crecen es buena idea entrar a favor de tendencia; en cambio, si encogen, lo mejor es no meterse en problemas.

 

Líneas de MACD

MACD es el acrónimo de Moving Average Convergence / Divergence.

Viene a ser un medidor de cómo se juntan y alejan dos medias móviles (habitualmente, dos medias exponenciales de 12 y 26 periodos, respectivamente). Restando la posición de estas dos medias, se obtiene la línea principal de MACD (la que en mis gráficos pinto como un poco más oscura).

La segunda línea, considerada la línea señal, no es más que una media móvil de la primera (concretamente una EMA9, una exponencial de 9 periodos) y que se irá cruzando cada poco tiempo con la línea principal. Esta es la que yo suelo pintar en un azul un poco más claro que la otra.

Es decir, tenemos dos medias móviles, las restamos y sacamos una línea. A esa línea le calculamos otra media móvil y así obtenemos una segunda línea. Si restamos ambas líneas tenemos el histograma.

No sé a ti, pero a mí esto no me sirve de nada.

Veamos un enfoque más práctico y útil:

Las líneas de MACD se pueden utilizar de dos maneras:

  1. O bien compramos y vendemos atendiendo a los cruces entre estas dos líneas
  2. O bien compramos cuando ambas superan el cero y vendemos cuando pasan a negativo.

Escoge cuál es la forma que mejor se adapta a tu forma de operar. Ten en cuenta que la primera es más nerviosa (propia de swing trading) y la segunda más orientada a una operativa de medio o largo plazo, donde estás dispuesto a asumir fuertes correcciones sin despeinarte.

Estas son las dos formas clásicas de utilizar MACD como señal de entrada y salida en tus operaciones.

Importante: Ni que decir tiene que necesitas mucho más que la señal de un indicador para darle a tu operación una probabilidad de éxito a tu favor. Tienes que tener un contexto favorable, cosa que puedes aprender a lograr aquí.

 

Ventajas especiales de MACD frente a otros indicadores

 

Robustez inusitada

La robustez de un indicador da una idea de su capacidad todoterreno, de funcionar bien en todo tipo de escenarios y mercados, sin necesidad de hacerle una calibración precisa para poder confiar en sus señales.

Como sabes, pese a tener características de seguidor de tendencias, MACD tiene comportamiento de oscilador. Y los osciladores, por norma, requieren un ajuste muy bueno para luego dar señales útiles.

Bien, pues MACD es la gran excepción a esta regla. Es sumamente estable.

El MACD es un indicador muy robusto y sus señales son bastante fiables en la mayoría de los gráficos, mercados y marcos temporales. Por ello, no es especialmente necesario cambiar su configuración de serie (típicamente, 12-26-9).

Por supuesto, te invito a que realices tus pruebas y veas cómo influye variar sus parámetros en las señales que da.

 

Divergencias sumamente relevantes

Hay pocas ocasiones en las que aparecen divergencias significativas de MACD y/o MACDh en los gráficos semanales; pero cuando se presentan, cuidado, porque se avecinan cambios importantes. Las divergencias más vistosas son las del histograma de MACD.

Si tienes una divergencia bajista en el histograma de MACD del gráfico semanal, olvídate de comprar. Es más, vende, e incluso puedes pensar en ponerte corto (aunque en este caso, deberás estar respaldado por un entorno favorable para ello).

Observa el aspecto de una doble divergencia alcista (se da a la vez en MACD y en MACDh):

Bolsa MACD

Ojo aquí:

Podemos utilizar estas divergencias en MACD y MACDh para anticipar giros de mercado significativos cuando las encontramos sobre índices:

Bolsa MACD divergencias

 

MACD es súper-sensible a las negaciones

Las divergencias en el MACD semanal son tan poderosas que, cuando no desembocan en el movimiento esperado, entonces es que algo importante se está cociendo bajo el precio. Por lo tanto, podemos apostar con confianza por el movimiento contrario al que nos marcaba la divergencia.

Puede parecer una tontería, pero esta es una de las señales más potentes del análisis técnico que conozco: Una divergencia de MACD (especialmente si es sobre el gráfico semanal sobre un nivel relevante) que no desemboca en el resultado esperado supone una excelente oportunidad en el movimiento actual del precio (el que ignoró a la divergencia).

Pocas veces se da; pero cuando se da, hay que estar ahí.

Estarás conmigo en que MACD no es un indicador cualquiera. Un uso inteligente de este indicador nos puede ayudar a estar en sintonía con el mercado y ganar precisión a la hora de posicionarnos largos o cortos.

Ahora me encantará conocer tus experiencias con este indicador y que me cuentes qué indicadores parecidos a este sueles utilizar tú.

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies