Actualizado: 2 de mayo de 2017

http://www.novatostradingclub.com/wp-content/uploads/2015/11/trading.jpg

 

Ponte en situación

Estás en medio de una operación bursátil (o de Forex, o futuros, qué más da) y, de repente, el precio hace algo que te incomoda.

No necesariamente hablamos del caso en el que el precio se mueve justo al contrario de lo que tú querías (que también) sino que estamos considerando situaciones que son incómodas también por otros motivos; por ejemplo, porque el precio no da avanzado o incluso porque está avanzando tan bien que te está poniendo nervioso.

El caso es que estás incómodo, y no sabes qué hacer.

 

Lo que tienes que hacer

Lo que pone tu plan. Eso es lo que tienes que hacer.

 

Mi caso es diferente porque…

 

No tengo plan

Cierra la operación, escribe un plan para ella y vuelve a abrirla (si es que sigue teniendo interés).

(Te oigo pensar) ¡Eso es absurdo! Pago las comisiones por cerrar, pienso un plan y vuelvo a pagar las comisiones por abrir ¿No será mejor que me ahorre todo ese circo y simplemente piense un plan?

No llores por las comisiones. Pagar doble por las comisiones es un precio muy bajo por recuperar el control (o una multa muy leve por no haberlo hecho bien desde el principio).

Además, me apuesto una mano a que no te va a interesar volver a abrir esa operación una vez cerrada, así que en realidad no vas a pagar doble. Esto es así porque las operaciones sin plan suelen venir impulsadas por las emociones, ignorando un poco el hecho de que sean realmente convenientes o no.

Cuando pones un plan de por medio, rápidamente la emoción se va por el desagüe, aparece la cordura y las cosas empiezan a salir mejor.

Muchas veces (la mayoría de las veces, en realidad) lo mejor que puedes hacer por ti respecto a una operación es dejarla pasar.

Un plan te ayuda mejor que ninguna otra cosa a ver claramente cuándo dejar pasar una operación que, en realidad, no te compensaba.

 

Mi plan no contemplaba este escenario

Ya, pues cierra la operación y para la próxima, ya sabes: Incluye esta contingencia.

No pretendo que seas un ninja de planear operaciones a la primera (ni a la décima). Esto va de mejora continua: Lo haces como lo haces ahora, y aprendes para la próxima.

Si con cada operación que haces vas encontrando fisuras en tus planes y vas ideando soluciones (y probándolas, claro) mejorarás a la velocidad del rayo como trader, y como trader consistente además (que es lo que de verdad importa).

 

El plan es una basura. Pero lo descubro ahora

Ajo y agua. Sigue el plan y hazlo mejor para la próxima vez.

Que no te preocupe que la operación actual se vea afectada negativamente por un plan deficiente. Ahora mismo sólo céntrate en mantenerte fiel a ti mismo. Eso es lo más importante.

Tú sigue tu plan.

Eso siempre, y por encima de todo.

Si tu plan es una mierda, ya lo desenmierdarás después.

Ahora tú a lo tuyo, que es respetar tus propias decisiones y mantenerte fiel y determinado con ellas.

Te sorprenderás al ver que tu consistencia contigo mismo te lleva a resultados mucho mejores que adoptando soluciones óptimas de otros.

 

Estoy ganando un montón de pasta. Seguir el plan puede hacer que la pierda

Error de prioridades. Céntrate en ejecutar bien. Ahora mismo, en esta parte, ejecutar bien es seguir lo que pone el plan.

Primero, ejecutar bien; que es, ni más ni menos, seguir tu plan al pie de la letra (por muy mala caligrafía que tengas).

Después, solo después, ya vendrá aquello de optimizar el rendimiento financiero de tus operaciones.

Diseñar un mejor plan es algo que jamás se hace con el dinero en juego. Se hace siempre con la máquina parada.

Ah, y por cierto, “Abraza la incertidumbre” se refiere justamente a esto, a entender que el mercado es un entorno de probabilidades y que, no solo puede salir mal, sino que además puede salir mal en el último momento y por los pelos de un calvo. Pero es que esto es así.

Y además, significa que tenemos que hacer planes antes de saber cómo saldrá esta operación y cuál habría sido el plan que le habría ido óptimo.

 

No me acuerdo bien del plan. No sé si era esto o lo otro

Escribe tu plan. Pero de momento, cierra la posición, que vas sin plan.

Los planes tienen que estar por escrito, en papel, en piedra, o en un archivo de texto. El formato no importa, pero no puede haber dudas de cuál es el plan y cómo éste afronta cada escenario posible.

Conforme te vas desarrollando como trader te va haciendo falta menos detalles en tus planes de trading porque te bastarán un par de micro-notas para definir perfectamente tu plan. Te centrarás en anotar las particularidades para esta operación en concreto y no en volver a redactar tu plan al completo estándar, que ya te sabes de memoria por arriba y por abajo, del derecho y del revés.

 

Es que… yo no sé cómo hacer un plan

Eso tiene fácil solución: Cómo hacer un plan de trading.

 

Ejemplos concretos

 

Estoy pillado

Popularmente se conoce a estar pillado a haber realizado una compra sin una orden stop loss en la que el precio no ha parado de bajar y el trader se niega a asumir las pérdidas, por lo que espera a que la cotización recupere el precio de entrada para poder salir sin pérdidas aparentes.

invertir en bolsa pillado

Por supuesto, esto no es más que un autoengaño, porque las pérdidas son 100% reales en cada instante, haya uno pagado o no la comisión por cerrar la operación. La prueba es que si uno quiere recurrir al capital original que tenía un instante antes de la compra, sencillamente no puede.

Y, por supuesto, no tengo que decir que esperar no garantiza nada ¿verdad? Es decir, no existe la menor garantía de que un precio vaya a recuperar cotizaciones del pasado.

Quedarse pillado es un bloqueo mental basado en la negación.

Si estás pillado es porque estás perdiendo más dinero del que estabas dispuesto a perder en la operación; y eso implica estar totalmente fuera del plan, incluso si no había plan.

La acción adecuada en este punto siempre es vender y llevarse el dinero restante a un lugar mejor, así sea fuera de la Bolsa.

Para la próxima vez, haz un plan que contemple un precio que se hunde sin remedio y, si se da este escenario, respeta el plan haciendo lo que hayas previsto.

Tienes más información sobre cómo no quedarte pillado en este enlace.

 

A punto de tocar el objetivo, pero estancado o incluso virando

Al que más y al que menos nos ha pasado esto. Tu operación va sobre ruedas y, justo antes de llegar al objetivo, el precio se estanca e incluso se da la vuelta:

trading objetivo

¡Pocas cosas fastidian tanto como esto!

Las tres posibilidades claras aquí son:

1.- Quedarse mirando como el precio se da la vuelta, seguramente hacia el stop loss depués de haber recorrido el 99% del camino a favor y ver cómo se esfuman las ganancias.

2.- Cerrar prematuramente, habiendo entendido que el movimiento interesante se ha perdido y que ya no conviene aguantar nuevos caprichos del precio.

3.- Ceñir el stop loss a un punto intermedio, a modo de trailing stop (stop de persecución).

La respuesta correcta siempre es la misma: Haz lo que hayas puesto en el plan.

Si no has contemplado esta posibilidad, tu plan está diciendo de forma implícita: Ajo y agua. Quédate mirando.

La opción dos puedes dejarla contemplada en el plan; aunque normalmente no se pone para las inmediaciones del objetivo, sino que se reserva para soportes o resistencias intermedios de menor calado que se interponen entre el punto de entrada y el objetivo. Ahí sí puedes prever que cerrarás anticipadamente si observas rechazo.

Pero, una vez más, si haces esto que sea porque lo habías escrito por anticipado para ese nivel.

Si no lo haces, lo más probable es que caigas en cierres anticipados dominados por la emoción. Esa emoción que te dificulta enormemente aquello de “deja las ganancias correr”.

La última opción es ceñir el stop loss.

De nuevo, esto sólo es válido si lo has planeado de antemano.

Y aquí vamos un paso más allá: Ese stop loss tiene que estar ya ceñido a un punto más cercano al precio actual antes de que éste empiece a hacer tonterías y a ti te entren las dudas.

Es decir, como has planeado un stop de persecución de antemano, ya lo has ceñido (una o varias veces) y, cuando el precio se pone a titubear justo antes de llegar a objetivo, tu ya habías hecho los deberes y sólo le vas a devolver al mercado una fracción relativamente pequeña de los beneficios flotantes actuales.

 

Este precio ya no tiene remedio, seguro que acabará tocando el stop loss

En estas situaciones uno tiene una duda totalmente legítima: Si el precio no se ha movido como yo esperaba y la situación se ha desvirtuado hasta el punto de hacer desaparecer la oportunidad ¿por qué no cerrar ya? Así reduzco un poco la pérdida y además me ahorro el tiempo de esperar a que el precio consume su muerte anunciada.

trading stop loss

Observa la foto: Tú querías comprar un rebote al alza. Pero no se ha dado. Y es más, el precio ahora cae como un cuchillo hacia el stop loss.

Es totalmente válido y correcto cerrar por adelantado cuando se dan estos casos. (Por supuesto, nunca se sabe, al final puede que el precio recupere antes de tocar el stop loss, pero tu juegas con que es mucho más probable que no sea así).

No obstante, este caso es bastante difícil de tipificar dentro de un plan de trading.

En mi caso, lo tengo resuelto así: Simplemente me reservo el derecho de hacerlo (de cerrar por anticipado) si lo veo claro en el momento. Nada más que eso.

Y la verdad es que es un recurso al que acudo relativamente poco, aunque tiene mucho que ver con el tipo de operación y de si el stop loss, en cada caso concreto, es más un nivel de emergencia para poner tope a las pérdidas o, por el contrario, un punto que claramente diferencia  el escenario favorable del escenario desfavorable.

Si el stop loss está funcionando como un tope de pérdidas sin más, entonces no tengo duda a la hora de cerrar antes de que éste se alcance. Sin embargo, si el stop loss marca algo así como el primer punto en el que entramos en escenario desfavorable (el precio está confirmando que no va hacia dónde yo pensaba), entonces sí dejo que se toque; porque normalmente esas ganas de cerrar por adelantado son bastante más emocionales que racionales.

Estaré encantado de resolver tus dudas sobre este y otros temas en los comentarios. Ahí te espero. Por favor, retuitea.

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)